Header Ads

Header ADS
SANTO DOMINGO.- Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de la provincia de Santo Domingo, condenaron a 30 y 20 años de prisión a cinco de los 11 implicados en los asesinatos de Natasha Sing German y Suleika Flores Guzmán, hecho ocurrido por separado el 7 y 28 de abril de 2014.

El tribunal, presidido por la magistrada Elizabeth Rodríguez Espinal, e integrado por los jueces Nelson Romero y Yulis Cuevas de la Cruz, condenaron a Amauris Soriano García (Nevado) y Luis Abel Mariano Pérez (Luisito) a 30 años de prisión cada uno.

Mientras que sentenció a Francis Alexander Fermín González, Jesús Manuel Mendoza Benítez (El Patrón), Johnny Sención Gómez (El Camionero), a 20 años de prisión cada respetivamente. Los imputados deberán cumplir la condena en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) de San Pedro de Macorís y en la cárcel de La Victoria, donde están actualmente recluidos.

El tribunal tomó la decisión, tras acoger el dictamen del Ministerio Público, quien había pedido declarar culpable al grupo, por asociación de malhechores, asesinato y porte ilegal de armas de fuego, en calidades de autor y coautor de los crímenes.

Igualmente, el tribunal descargo por insuficiencia de prueba a la imputada Sanhy Dotel Ramírez (Sandra), a quien la Fiscalía de esa jurisdicción había imputado de ser quien presuntamente habría mandado a matar por encargo a las dos mujeres.

En el dispositivo de la sentencia, los jueces también declararon no culpable a los imputados Dionary Elizabeth Trinidad Ramírez, Juan José Dotel Ramírez, Abraham Tavarez Dotel y Fraisy Novas Ramírez, mientras que acogió el retiro de la acusación a la imputada Catherine Berioska Medina, por parte del Ministerio Público. El tribunal fijó para el 11 de febrero del 2021, la lectura integra de la sentencia.

La joven Sing Germán fue asesinada la mañana del lunes 07 abril cuando salió para su trabajo desde su residencia, cuando se trasladada en su vehículo marca Daihatsu, modelo Sirio, Color Gris, el cual coincidía en color y marca con el de Flores Guzmán, quien era el objetivo a eliminar.

Al salir por la Calle Privada, que da acceso a la salida del residencial Vereda Tropical, en la autopista de San Isidro, lugar donde también vivía la joven Flores Guzmán, conforme con la acusación, allí fue seguida por los imputados Nevado y Luisito, a bordo de una motocicleta Yamaha, RX-115, color negro y que al detenerse la joven Sing German en un tapón, se desmotaron, realizándole varios disparos con un revólver.

Destaca que, 21 días después los malhechores dieron seguimiento a la joven Flores Guzmán, alcanzándola en la avenida Ecológica, próximo a la marginal con autopista de San Isidro, donde la asesinaron.

Las dos mujeres tenían en común que vivían en el mismo residencial y tenían el mismo tipo de vehículo, de color gris y con placas parecidas, según los informes.
Con tecnología de Blogger.